El sector de la moda, desde la perspectiva del marketing, tiene unas interesantes peculiaridades que lo diferencian de cualquier otro sector. Estas se deben principalmente al estilo de vida que se ha desarrollado en torno a las marcas de moda, especialmente en redes sociales: aplicaciones de compra/venta de moda, influencers o Instagram, entre otras.

Entre tanta burbuja, postureo o falsos seguidores… ¿sabemos cómo gestionar nuestra marca?

Vamos a ver unos puntos clave:

Crisis de reputación online en moda

Las marcas de moda están constantemente expuestas al público: los influencers están deseando ser los primeros en conocer la novedades y los usuarios reciben los impactos de la propia marca y de los influencers y su opinión.

Especial atención necesitan aquellas marcas de moda que fabrican en el extranjero, dependiendo especialmente de las condiciones del trabajo. En este caso, la transparencia y los valores de la marca se vuelven factores cruciales.

¿Sabes quién guía la conversación de tu marca? ¿Eres capaz de gestionarla o guiarla hacia buen puerto? A pesar de que las crisis reputacionales siempre han existido, hoy en día, si una crisis se viraliza puede llegar a ser un importante punto de inflexión.

Aprender a manejar y solventar las crisis de reputación es de vital importancia para una marca de moda. Y no sólo reaccionar cuando la crisis ya ha explotado, sino tratar de preverla. Esto se puede solucionar con un manual o protocolo de crisis online accesible para todos los implicados y asignando a una persona encargada de la comunicación de crisis. De esta manera, conseguimos un mensaje único, claro y coherente que dirija la crisis correctamente.

La burbuja de los influencers

Los influencers han impulsado sin duda el sector de la moda y todo lo relacionado con estilos de vida. No obstante, hoy en día cualquiera puede ser influencer y así se ha demostrado ya en numerosas ocasiones con experimentos y creaciones de falsos influencers que han saltado a la fama. Los pasos parecen sencillos: crea el perfil, comparte contenido (muchas veces incluso de banco de imágenes libres), compra seguidores y compra engagement (likes y comentarios).

Aquí tenéis dos ejemplos de experimentos que fueron un éxito:

Y aquí otro caso Español, protagonizado por la actriz Almudena Ripamonti. Incluso se borró su cuenta como actriz para crear a la falsa influencer. Un interesante papel:

Y ninguno de los cientos de seguidores falsos va a traer a tu marca imagen ni ventas.

Otro asunto a tratar es el coste demasiado elevado, en muchos casos, por un simple post. Especialmente, si pensamos en pequeñas marcas. Hay que establecer si preferimos trabajar con influencers de mayor repercusión u otros más nicho.

A pesar de todo y cuando se hace bien, es un marketing que funciona. El 72% de la Generación Z (nacidos entre 1990 y el año 2000) afirma que los influencers afectan de manera importante a sus decisiones de compra.

Nuestro consejo aquí es seleccionar muy bien al influencer. En primer lugar por un análisis de sus seguidores para descartar a los falsos. Posteriormente, analizar el perfil del influencer: ¿sus valores y forma de comunicar encaja con tu marca? Y por último, analizar todos los datos posibles antes y después de la acción para evaluar si la acción ha sido eficaz.

Producto, contenido y cliente

Si hay un punto de unión entre estos tres elementos clave (producto, contenido y cliente) son las redes sociales. Allí es donde interactúan y se crea la magia.

Vamos a pasar por encima de “estar o no estar” en redes sociales. Hoy en día y en este sector, ya nadie se lo plantea. Vamos un paso más allá. Las redes sociales como fuente fundamental de información sobre el cliente, canal de comunicación y canal de ventas.

“Vendo 100% lo que publico en Instagram. Si no publico nada, vendo menos” manifestó Laura Corsini, funadora y diseñadora de Bimani 13 y añadió que la producción de su marca se guía por los comentarios de sus clientas en redes sociales. “Yo he dejado de producir prendas por los comentarios de la gente en redes sociales

La escucha de los usuarios y de tus clientes en redes sociales se vuelve un factor clave por tanto para conocerlos mejor y tomar decisiones estratégicas tanto en contenido como en incluso, producto.

 

 

Fuente falsas influencers: Mediakix
Fuentes citas: ReasonWhy

¿Prefieres que te echemos un cable?

A veces, ciertas cosas pueden sonar a chino. Estaremos encantados de conocer tu proyecto para darte una solución personalizada.

¡Contáctanos!

¿Te has quedado con ganas de más?

Echa un vistazo a otros posts del blog.
¡Nos esforzamos por crear contenido útil para ti!

¡Ver posts!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *