Redactar en Internet es la parte fundamental de cualquier negocio online, ya que conforma casi la totalidad de la comunicación e influye en su reputación.

La reputación de marca no nace, se crea. La reputación online no aparece, se redacta.

La redacción de contenido es una parte fundamental para crear una buena reputación online. La gran diversidad de contenidos que hay en Internet nos obliga a tener una presencia fiable, estable y actualizada. Para ello, el lenguaje que usemos es muy importante. ¿Sabes cómo redactar en Internet?

cómo redactar en internet

Comunica tu mensaje de forma adecuada

Tener más texto no significa que vaya a quedar más claro, todo lo contrario. Internet se basa en lo instantáneo. Si un usuario entra en tu web y lo que encuentra son eternos párrafos y párrafos de información, con suerte, dará un vistazo rápido y abandonará tu web para ir a otra que lo ponga más claro.

Los usuarios apenas leen, esto es así. Por eso, es importante una comunicación adecuada.

Claves para una buena redacción

Una vez tenemos claro esto, debemos prestar atención a los siguientes conceptos para lograr conseguir una buena redacción:

cómo redactar bien

1. El Objetivo de redactar en Internet

Lo primero que tenemos que tener en cuenta y muy claro es el objetivo de nuestra comunicación. ¿Por qué comunicamos? ¿Qué queremos decir? ¿Qué sensaciones queremos despertar en el destinatario? ¿Queremos desencadenar alguna acción, como una compra, o simplemente queremos tener presencia? ¿Quizás branding? El objetivo irá en coherencia con los objetivos de la empresa y será la clave para saber cómo comunicar y qué medios son los mejores para llegar a nuestro público.

Por ejemplo, si nuestro objetivo principal es generar ventas en un e-commerce a usuario final, lo más probable es que comuniquemos ofertas y tengamos un tono cercano.

2. Público objetivo o cliente

A la hora de redactar en Internet, hay conocer muy bien a publico al que nos dirigimos. Cómo se comporta, cómo percibe a la marca y, sobre todo, cómo hablan y cómo esperan que hablemos. A través de una investigación previa, podemos definir nuestros grupos de interés. Además, el lenguaje que utilicemos debe estar en concordancia con la filosofía de la empresa y los objetivos, para así seguir una misma línea de comunicación.

Si por ejemplo, somos un bufete de abogados, y nos dirigimos a nuestro cliente, deberemos escribir en un lenguaje claro que pueda entender. Por otro lado, si nos estamos comunicando con otros abogados o asociaciones, escribir de forma demasiado coloquial puede transmitir poca profesionalidad o desconfianza. Resultaría más adecuado usar su jerga.

3. Interés

El interés es la unión de los dos puntos anteriores, si conocemos el objetivo, la filosofía de la empresa y el comportamiento de nuestro público objetivo, tenemos la información suficiente para escribir contenido que de verdad le interese y le aporte valor. Así transmitiremos una buena imagen a nuestros receptores.

4. Claridad y coherencia

Al redactar en Internet, el objetivo siempre es que nuestro receptor lo lea, lo entienda y desencadene en él la acción que buscamos. Para ello, debemos ser claros y concisos y procurar que  la lectura sea fluida y rápida. Si no es así se cansará de leer y abandonará la página.

La parte visual o diseño de la página es esencial en este punto. Es recomendable apoyarte en imágenes o vídeos para que quede más clara la idea o el concepto, aportará valor al usuario y además, servirán como pausas en el texto.

5. Veracidad

Y por último, lo más importante de todo, no mientas. Redactar en Internet contenido erróneo, sin contrastar o simplemente inventado, vas a generar desconfianza en el público.

Siempre hay alguien que se dará cuenta de que tu contenido no es veraz, por lo que su reacción más lógica será criticarlo y compartirlo como contenido fraudulento. Esto genera mala reputación y mala imagen de marca. Si esto ocurre, es muy difícil modificar la percepción del público.

Ahora que ya tienes las claves básicas, puedes empezar a redactar en Internet contenido de calidad y de interés para el público. ¡Adelante!

¿Prefieres que te echemos un cable?

A veces, ciertas cosas pueden sonar a chino. Estaremos encantados de conocer tu proyecto para darte una solución personalizada.

¡Contáctanos!

¿Te has quedado con ganas de más?

Echa un vistazo a otros posts del blog. ¡Nos esforzamos por crear contenido útil para ti!

¡Ver posts!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *