La ordenación de los elementos y el diseño gráfico son dos de las claves que ayudarán a triunfar a tu e-commerce. Todos tenemos claro cómo y dónde nos gusta estar. Los sitios oscuros y descuidados no son los ideales para ir de compras. Por contra, las tiendas de éxito o los centros comerciales están siempre bien iluminados y con los detalles cuidadosamente escogidos: un escaparate atractivo que incite a pararse en él, una entrada impactante y un interior ordenado.

Si lo trasladamos al mundo online, tendremos un e-commerce de éxito. Con la diferencia de no actuar sólo a nivel local, sino global. Un hándicap a tener en cuenta es no poder usar nuestras dotes comerciales cara a cara para captar a un potencial cliente y convertirlo en uno real. Por tanto, necesitamos que nuestra tienda online venda los productos por sí solos.

Hay una serie de parámetros imprescindibles que hay que tener en cuenta:

Visualización gráfica

La correcta visualización de los elementos debe ser fundamental. Una tienda online es un escaparate del catálogo que pretendemos vender, si el usuario no consigue ver el producto con total facilidad y una calidad óptima de imágenes que sea capaz de suplantar el verlos físicamente, no conseguiremos nuestro objetivo. Y todo esto ha de ser de una manera ágil y sencilla, es decir, por mucha calidad que tenga una imagen, no debería tardar en cargar ni 3 segundos. O perderemos al usuario.

Además, el “mobile first” debe ser ya nuestra primera opción de diseño. Ésto quiere decir que debemos diseñar pensando en móvil y adaptar posteriormente a otros formatos, siempre de manera responsive. Trabajar este aspecto de manera correcta no sólo nos beneficiará a nivel ventas, si no también nos ayudará a posicionar mejor nuestra página en los buscadores (SEO).

Parámetros de búsqueda

Las herramientas para la búsqueda concreta del artículo deseado por el usuario, son extremadamente importantes. Tanto el buscador de nuestra web como los filtros para poder segmentar elementos con atributos comunes o de categorías similares son elementos clave para cualquier tienda online. Unos elementos de búsqueda bien organizados y trabajados conseguirán una navegación mucho fácil para los usuarios y, por tanto, mayor satisfacción.

Estos parámetros influyen de manera directa en la conversión del sitio web: si un usuario no encuentra fácilmente lo que busca en un par de clics, se irá a buscarlo a otro sitio. ¡Haz la prueba! Piensa en un artículo concreto de tu tienda e intenta llegar a él en el menor número de clics posible.

Un botón «Call to action»

Las famosas llamadas a la acción o, dicho de otra manera, los botones de compra, son otro elemento clave. Hay que resaltar bien estos botones para que los usuarios no tengan duda de la función que cumple cada botón y que pasará cuando sean pulsados. Incluso aunque no leas el texto del botón. En este caso, es mejor seguir las reglas (verde -o color corporativo- sí, rojo no, etc) y no invertirlas para no confundir al usuario. Usando un código correcto de color para estos enlaces conseguiremos los objetivos de conversión. Tampoco es aconsejable intentar «engañar» al usuario utilizando textos confusos. Lo ideal es trazar un camino claro hasta la compra y que el usuario decida.

Los pop up funcionan

Es cierto, los pop up funcionan, y mucho. Con estos elementos, a veces tan odiados, se pueden conseguir aumentar considerablemente la base de datos. Y ya se sabe, una base de datos ayuda directamente a la generación de conversiones gracias a la posibilidad de enviarle comunicaciones posteriormente: cupones, ofertas, novedades, etc.

No obstante, el pop up en sí debe ser lo suficiente atractivo y atrayente para que un usuario decida leerlo y suscribirse antes de cerrarlo. Aquí se unen la magia del diseño del pop up y la promesa de marketing: ¿qué consigue el usuario por suscribirse? Descuentos, pdfs, envío gratis, cupón en primera compra… Todo ello son opciones interesantes a tener en cuenta. Además, alguna de ellas, no solo conseguirán que se suscriba (y aumentar tu base de datos) si no que también acercarán más al usuario al momento de la compra.

Elementos segmentados

El último, y no por ello menos importante, se refiere a la estructura del sitio. Segmentar coherentemente y organizar los productos, promociones especiales, acceso a categorías, acceso a promociones o artículos específicos, por ejemplo. Sobre todo, si tu tienda es considerablemente grande hay que tener todos estos elementos controlados para no confundir al usuario.

¿Echas de menos alguno de estos elementos en tu web?

¿Prefieres que te echemos un cable?

A veces, ciertas cosas pueden sonar a chino. Estaremos encantados de conocer tu proyecto para darte una solución personalizada.

¡Contáctanos!

¿Te has quedado con ganas de más?

Echa un vistazo a otros posts del blog. ¡Nos esforzamos por crear contenido útil para ti!

¡Ver posts!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *