Hoy vamos a hablar de Serverless, una tecnología reciente de Amazon que ha venido para dejar fuera de juego a los Microservicios. Google, Microsoft, e IBM se han unido sacando sus propias soluciones equivalentes a esta tecnología.

¿Desarrollar una aplicación web sin preocuparse de la gestión y mantenimiento de los servidores?

Sigue leyendo y te explicaremos todas las ventajas que puede ofrecerte esta nueva arquitectura.

Historia de la evolución de los servidores

Arquitectura serverless: Webs sin servidor

La tecnología de los servidores ha evolucionado mucho en los últimos años.

Los servidores físicos se transformaron en servidores físicos divididos en maquinas virtuales, tecnología que mejoró hasta ser llamada «la nube». Por último, teníamos los contenedores, una tecnología más eficiente y flexible que las máquinas virtuales, hasta ahora.

Los servidores clásicos no son más que ordenadores con un sistema operativo que dispone de una configuración concreta que responde peticiones. En el momento en el que empezamos a tener muchas peticiones, empiezan los problemas de crecimiento.

¡Y aparecieron los microservicios! Su solución era dividir la aplicación en varias más pequeñas, cada una alojada en un servidor distinto para repartir la carga en varios servidores. Pero su mayor desventaja es el coste que supone configurar, gestionar y mantener los distintos servidores. Más aplicaciones, más servidores que gestionar.

Serverless computing o arquitectura sin servidor es la nueva apuesta de las grandes compañías de servidores como Amazon Web Services, Microsoft Azure, IBM Bluemix, o Google Cloud.

Y así, la tecnología de los contenedores ha mejorado hasta una nueva etapa.

Qué es y como funciona la arquitectura serverless

Tu aplicación se aloja en la plataforma de Amazon, Google u otro, cuando esta plataforma recibe una petición, automáticamente crea un contenedor (servidor virtual), con una configuración estándar, carga tu aplicación, se responde la petición y automáticamente se elimina el contenedor.

La siguiente petición realizará los mismos pasos.

¿Que ventajas ofrece esta arquitectura?

Arquitectura serverless: Webs sin servidor

  • Escalabilidad: se crean todos contenedores necesarios paralelamente para responder al tráfico. Se eliminan al terminar la petición.
  • Sin mantenimiento, ni gestión de servidores: son estándar, se crean con una plantilla y destruyen automáticamente.
  • Olvídate de las caídas: no puede haber porque no hay un servidor único en espera.
  • Aislamiento: cada contenedor está aislado, por tanto un ciber-ataque no puede pasar de un contenedor a otro.
  • Se factura por peticiones y duración de ésta: si no hay peticiones, no pagas nada.
    Ejemplo: Si hay 200 peticiones duran 100 milisegundos cada una, se crean 200 contenedores, responden las peticiones y se autoeliminan, se te facturará 200*100ms. Esto premia la optimización de la aplicación.

¿Que desventajas tiene la arquitectura serverless?

  • La aplicación debe crearse específicamente para trabajar en esta nueva arquitectura. No sirve copiar y pegar la aplicación, ha de adaptarse.
  • Como en cada petición se monta el contenedor, hay mayor retraso que en un servidor normal. Mientras que un servidor contesta entre 100-300ms, esta arquitectura puede tardar hasta un par de segundos (aunque existen distintas soluciones). Por lo tanto, esta arquitectura no es recomendada para procesos donde el retraso de entrada sea crítico, por ejemplo en videojuegos, donde la información se actualiza varias decenas de veces por segundo.

¿Es una moda o tiene futuro?

Esta tecnología tiene menos de 5 años y todavía está en una etapa todavía de maduración. No obstante, tiene un potencial por el que han apostado varias de las mayores empresas del mundo de alojamiento en la nube: Amazon, Microsoft, IBM y Google.

Como se puede ver, no es una tecnología de un único proveedor si no que la proporcionan varios.

Cada año aparecen nuevas tecnologías, las plataformas antiguas se transforman en nuevas y más potentes, lo que hace 5 años funcionaba ahora está obsoleto y suponen un riesgo a lo que hay que añadir que también son más costosas de mantener.

A final de 2018, más del 60% de las páginas webs de internet usaban tecnologías con 4 años de antigüedad que presentaban problemas de rendimiento, seguridad y que se estaba dando fin a su soporte.

Desde Rebeccapurple estudiamos las nuevas tecnologías y las adaptamos para dar las mejores soluciones a nuestros clientes. Si tienes una web con 5 años de antigüedad, es probable que estés vulnerable a un posible ciberataque.

¿Prefieres que te echemos un cable?

A veces, ciertas cosas pueden sonar a chino. Estaremos encantados de conocer tu proyecto para darte una solución personalizada.

¡Contáctanos!

¿Te has quedado con ganas de más?

Echa un vistazo a otros posts del blog. ¡Nos esforzamos por crear contenido útil para ti!

¡Ver posts!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *